Amor verdadero, el amor comienza por ti

Amor verdadero, el amor comienza por ti. 

En este post,  me apetece reivindicar como sentido de la propia vida el querernos a nosotros mismos, ser felices y disfrutar de la soledad elegida,  y otros en pareja, porque estoy segura de que hoy 14 de febrero hay personas que están sin pareja por elección propia y personas muy bien acompañadas y otras no tanto.

Personas con una personalidad autodefinida, con una autoestima alta, seguras de sí mismas, con independencia social y económica, sin apegos emocionales, que saben lo que quieren y merecen y no se conforman con menos.

Estas personas han llegado a trabajar en su desarrollo interno, y comenzaron a trabajar en el amor a si mismas.
Muchos han intentado definir al amor, lo cierto es que cada persona tiene su propio concepto. El sexólogo Francisco Delfín lo define como la capacidad de dar lo mejor de uno mismo a otro individuo.

Alguien dijo que la mejor manera de ser feliz con alguien es aprender a ser feliz solo/a. Así la compañía es una cuestión de elección y no de necesidad. Ver enlace Hoy es motivo de celebración el estar enamorados, estoy de acuerdo, sin embargo, cuándo celebramos, reivindicamos y nos enorgullecemos de que estar sin pareja también es una forma saludable de vivir.
Todo el mundo dice que lo más importante eres tú misma, que si no te amas entonces no podrás amar a nadie más; bueno, dicen muchas cosas, pero no nos enseñan cómo hacerlo.

Para poder regalar “eso” que nos hace ser especiales, debemos amarnos antes a nosotros mismos. Es una labor titánica que puede llevar toda la vida, pero si nos queremos aventurar a explorar cosas en nuestro interior, estaríamos dando el primer paso hacia el bienestar emocional.

El amor a uno mismo comienza cuando reconocemos nuestras capacidades y debilidades, cuando las aceptamos e intentamos mejorar ¿parece difícil? vale la pena internarlo y no dejarlo de lado por complicado que parezca.

Hay que reconocer a nuestro “fantasmita” interior, pues somos la única persona con la que conviviremos toda la vida; además, nos ayudará a enfrentar con valor todas las dificultades que se nos presenten en la vida.
Desgraciadamente nos han acostumbrado a vivir en función de los demás, cuando nos preocupamos por nosotros mismos se nos ve como personas egoístas.

Pero lo que en realidad sucede, es que la capacidad para amar a los demás comienza por nosotros, de otra forma sólo estaríamos tratando de ganarnos su aceptación, sólo eso.

Todos deberíamos enamorarnos en primer lugar de nosotros mismos, convivir con nuestros sentimientos, nuestras emociones, nuestros valores, nuestros hábitos y costumbres, nuestra independencia y después, plantearnos la convivencia con otra persona, en cambio, nos educan de tal forma, que parece ser que el sentido de nuestra vida es y debe ser, encontrar (y para encontrar, antes hay que buscar) una pareja, casarnos y tener hijos, afortunadamente esto está cambiando, aunque queda mucho por hacer.

Amar es dar lo que tenemos y si no tenemos nada, estamos “fritos”. Así que cuando alguien te vuelva a llamar egoísta, tienes todo el derecho a contestarle que sólo estás en contacto contigo mismo, que es tu derecho, pero sobre todo la obligación más importante en la vida.

Las complicaciones que tenemos con nuestra pareja vienen de adentro: si no me amo yo, cómo es posible que pueda amarte a ti. Y si es él quien no se ama a sí mismo, deberíamos tomarnos la molestia de al menos recordarle que es él su propia fuente de satisfacciones”.

¿Cómo nos amamos a nosotros mismos?

Empecemos ante todo por la aceptación incondicional y completa de todos nuestros aspectos.

A Nivel corporal.

Tenemos que empezar amando a nuestro cuerpo tal cual es, sin forzarlo a ajustarse a un modelo que nos han impuesto. Amarlo, cuidarlo y respetarlo por dentro y por fuera, incondicionalmente.

A nivel emocional.

En nuestro trabajo personal, aprenderemos a aceptar y expresar adecuadamente todas nuestras emociones, pues cada una de ellas cumplen con una función positiva, si sabemos cual es y como hacerlo. De lo contrario, nos deprimimos, sentimos ansiedad o caemos enfermos. Por eso la expresión adecuada de lo que sentimos es fundamental para llevar una vida sana y plena de vitalidad.

A nivel mental.

También si aprendemos a usar nuestra mente, para que podamos utilizarla a nuestro favor, y no en nuestra contra. La mente es una herramienta magnifica, si sabemos como sacarle provecho.

A nivel alma.

Y también es importante conocernos y amarnos a nivel del alma, para crecer espiritualmente y tener vidas realmente significativas acordes a nuestros valores.

¿Qué diferencia hay entre amarse a unos mismos y ser egoísta?

La persona egoísta no se ama, no se acepta, en realidad se odia y se castiga. Por eso sólo puede tomar de los demás, pues no tiene Amor para dar. No ama a los demás, pero tampoco se ama a sí misma. Pero si uno se ama a sí mismo, dar, ayudar, compartir es algo habitual, algo que fluye sin esfuerzo. Uno tiene reservas ilimitadas de Amor, pues está en contacto con la fuente, que yace dentro de uno mismo.
Por eso la mejor manera de comenzar es mirar a nuestro interior desde el espejo de la consciencia.
A medida que me te adentras en la practica del amor incondicional, se enciende una luz de alerta que te surrura:
¿Y yo para cuándo?
¿Me estoy sometiendo al capricho del otro? ¿estoy entrando en su juego para ser mirado y aceptado?

Video Claudio naranjo sobre el amor.

¿El amor es algo que se aprende?

Absolutamente. Todos nacemos con la capacidad de amar, pero no nos han enseñado a desarrollarla y vivirla de un modo sano, sino todo lo contrario. Nos han inculcado una serie de creencias que nos llevan al dolor, a la dependencia y la carencia afectiva, y por ende a relaciones enfermizas. Por eso es necesario reeducarnos y descubrir nuevas maneras de amarnos y amar a los demás. En realidad, es un arte, y como tal hay que aprenderlo y practicarlo a diario.
En mi consulta, y con mi libro  autoapoyo holístico te acompaño en el proceso de amarte a ti mismo, de entenderte, de vivir cada fase de cambios en tu vida, y aprenderás a tener las herramientas necesarias para trabajar los cambios en tu vida con amor y ternura hacia ti mismo.Te invito a Regalarte amor.