Padre, La Importancia De La Figura Paterna.

La importancia de la figura Paterna

En este post, vamos a hablar sobre la importancia de la figura paterna y elegimos El 19 de marzo por ser el día en el que se celebra el día del padre.

Los padres, junto con las madres, son una figura fundamental en la educación de los niños, cuya influencia será irremplazable y de gran valor. Normalmente se habla mucho sobre el papel de la madre y el vínculo con ésta, sin embargo, el papel del padre suele quedar relegado a un segundo plano.

El papel del padre es tan importante como el de la madre, es por ello por lo que no debemos pasar por alto este vínculo y relación tan especial.

 

“La mitad de tu Ser consiste en tu madre y la mitad de tu Ser consiste en tu padre. Tú estás aquí por ellos. Todo lo que te está ocurriendo es, en cierto modo, por ellos”
Osho

El padre ocupa un lugar diferente a la mamá: es la autoridad, es la firmeza, la decisión y el amparo.

Tanto el niño como la niña necesitan al padre. La niña necesita la figura paterna porque formará la idea de qué es un hombre, traspasando sentimientos provenientes de la relación con su padre a la relación con su esposo y ella necesita que el padre establezca activamente normas en su vida. El niño necesita del padre porque a través de él, logrará la tipificación de género, aprenderá lo que es apropiado y esperado por la sociedad respecto a los papeles del género, el padre es que el ayuda al niño a lograr la autonomía afecta el desarrollo cognoscitivo y sobre todo lo prepara para formar parte de una sociedad, marcas pautas morales, establece límites .

Qué es un Padre:
La función paterna

Padre no es simplemente aquel que colabora en la procreación de un niño, ni un progenitor más o menos preocupado por los vástagos. La simple presencia física del padre no basta para un desarrollo equilibrado de los hijos. Asimismo, es errónea la creencia de que el padre debe ejercer su función imitando los modelos de conducta femeninos, como si de una madre-bis se tratara. Padre, en sentido estricto, es algo mucho más profundo.

Es aquel que ejerce correctamente la función paterna, entendiendo por tal aquella que reúne las siguientes circunstancias:

1) Permite al hijo individualizarse, separándolo de la madre;
2) Impone al hijo el orden de filiación frente a sus pretensiones de omnipotencia;
3) Ayuda al hijo a adquirir su identidad sexual.

El efecto del Padre ausente

Para algunos expertos en desarrollo infantil, el efecto de la ausencia del padre en la salud y bienestar de los niños es muy negativo. Diversos estudios muestran cómo la carencia del padre está en la base de la mayoría de los problemas sociales actuales más urgentes, desde la pobreza y la delincuencia, hasta el embarazo de adolescentes, abuso infantil y violencia doméstica.

En una entrevista a Alejandro Jodorowsky sobre este tema dice
“…he visto sufrir a tantos hombres y mujeres por la falta de sus padres, que no lo creo. A un padre ausente lo buscas toda la vida y, de todas formas. He visto mujeres que han tenido un padre ausente y siempre han tenido parejas que viven lejos, amantes ausentes para repetir el modelo. Pero, además, hay otro problema que se genera con esto, porque muchas mujeres aprenden a mirar el mundo con los ojos de su madre, y si ésta odia la figura paterna, nunca van a confiar en los hombres. Y si se trata de un hijo criado bajo estas condiciones, será un hijo que tratará de quedarse siempre como un niño, porque pensará que al crecer se convertirá en el hombre que la madre desprecia”.

La negación de la función paterna pone en peligro a toda la sociedad. En ausencia del padre, surge una relación de pareja entre la madre y el hijo que perjudica el equilibrio psíquico de ambos. Una vez adolescentes, muchos de aquellos niños no tienen otro medio de probar su virilidad más que el de oponerse a la mujer-madre, incluso por medio de la violencia. En palabras de Anatrella: “cuando el padre está ausente, cuando los símbolos maternales dominan y el niño está solo con mujeres, se engendra violencia”.

El psicólogo forense Shaw Johnson nos muestra cómo la investigación demuestra que no hay nadie más capacitado para frenar la agresión antisocial de un muchacho que su padre biológico.

El padre es quien permite enfrentar la realidad y la separación o insertar entre la madre y el hijo un espacio que libera de la inmediatez y la fusión con los seres y las cosas.

El padre otorga libertad.

 

Padre es aquel que se ocupa del hijo, con el que crece y se identifica
El padre concede al hijo un sentimiento de seguridad y de alteridad frente a la madre. La función paterna es indispensable para que el niño asuma su propia individualidad, identidad y autonomía psíquica necesaria para realizarse como sujeto.

 

“Tanto en la familia nuclear como en la red familiar existe una necesidad común de vinculación y de compensación que no tolera la exclusión de ninguno de sus miembros. De lo contrario, aquellos que nacen posteriormente en el sistema, inconscientemente repiten y prosiguen la suerte de los excluidos”

Bert Hellinger

La nueva sociedad ha hecho que la presencia del padre en la educación y crianza de los niños y niñas cobre una mayor importancia. En el mundo actual ambos progenitores trabajan y han de colaborar en el cuidado de los hijos. Esto ha hecho que los vínculos afectivos que influyen en el desarrollo de los niños y niñas se hayan enriquecido mucho.

El papel del padre es fundamental en la educación, desarrollo y en la formación de la personalidad de los pequeños. El vínculo es indispensable, siendo fundamental que el padre esté presente en la dinámica familiar, que participe y se involucre en la crianza.

  Sanar la Relación con el Padre .

Cuando existe una influencia negativa en de la figura masculina en la vida de una persona, es recomendable superar estos factores e interiorizar la relación que se tiene con el papá.

La figura paterna está relacionada con la protección, la seguridad, la autoridad y la habilidad para ser proveedor de la familia. Por eso, la imagen que se ha tenido de él determina cómo se manejan esas áreas en la vida personal.

“El papel del padre es importante en lo que se refiere a efectos inmediatos y a las consecuencias que se prolongan en el futuro, imprimiendo caracteres que moldean todo el proceso evolutivo”, dice el sicólogo estadounidense R. D. Parke en su texto El papel del padre.

Desde la quinta semana de gestación se registran ondas cerebrales y hasta antes de los 7 años, el hemisferio cerebral que se desarrolla es el derecho, es decir, el ligado a las emociones y a los sentimientos. Luego de esta edad, el hemisferio izquierdo empieza a fortalecerse; en este momento, además de sentir, los niños entienden las razones que causan estas emociones.

Aunque los pequeños no pueden escoger a los padres, la tarea la tiene cada individuo al elegir a su pareja y, por ende, los padres de sus hijos.

Claves de elección del Padre.

– Ver con claridad cómo es la familia de la pareja, como los valores y las costumbres adquiridas en casa. Si un abrazo entre padre e hijo se asume como inapropiado, no se puede esperar que la pareja abrace con facilidad a sus hijos.

– A pesar del amor, no se puede ‘tapar el sol con un dedo’. La sicóloga Ángela María Rodríguez explica que las mujeres son más dadas a pasar por alto hechos molestos; tienden a justificar y disculpar con mayor facilidad.

– Nadie cambia por nadie. Quien quiere transformar su vida lo hace por sí mismo, no por los demás. No se puede sostener una relación de pareja pensando en que se van a modificar aquellas conductas que son difíciles de tolerar, pues posiblemente se convertirán en un detonante.

– Cuando ya se está esperando un bebé, lo que se siente y piensa debe ser tratado con cuidado, pues él lo está sintiendo e interiorizando.

No necesariamente deben sanarse relaciones de padres ausentes o violentos. Incluso, padres presentes y respetuosos tienen conductas que marcan la personalidad de sus hijos.
Por ejemplo, un hombre malgeniado enseñará a sus hijos que las soluciones se dan a partir del que sea más fuerte; posiblemente, en una relación de pareja, ellos entenderán que no pueden ser ‘subordinados’.

Si fue la madre la gran proveedora económica de la familia, las hijas podrían ser mujeres independientes
La idea de ser mujeres independientes no puede confundirse con quitarles responsabilidades a los hombres en su papel como parejas y padres, es tomar nuestra responsabilidad de madre y mujer y colocar y ordenar los roles en la pareja y en la familia.

Cuando se presentan estas dificultades, es aconsejable acudir a terapia, interiorizar la relación con el padre, darse cuenta de lo que está fallando y entrar en un proceso de sanación.

En cuidado emocional trabajaremos con mucha ternura la relación paterna y podremos soltar viejos patrones y conductas que pueden alterar tu estado y el de tus descendientes… Regala salud emocional por el dia de padre.