vida

Vida, Enamorate De La Vida.

Enamórate De La Vida.vida
En éste post hablaremos de la vida, de enamorarse de la vida, de la conexión con la misma, de la importancia de nuestro enfoque y nuestra forma de percibir la vida. Enamorarse de la vida es encontrar y admirar la belleza de todos los pequeños detalles, del milagro de la naturaleza y la creación.

Enamorarse de la vida es saber apreciar la ternura de un abrazo, la magia de una sonrisa, el misterio del amanecer, la caricia del viento y todo lo que ella nos regala sin haberlo pedido.

Enamórate de lo fugaz y de lo eterno, de lo divino y lo mundano, de lo importante y lo trivial, porque sólo cuando estamos enamorados podemos ver la perfección del Todo.

Cuando fluyes con la vida, cuando te conoces plenamente e intentas comprender mejor a las demás personas, cuando descubres tu conexión con toda la existencia; tus pensamientos, palabras y acciones nacerán indudablemente del amor.

vida

El amor que irradiará de ti, será una clara expresión de tu alegría interior. Cuanto más amor des a los demás, más amor retornará a ti multiplicado.

No hables ni actúes cuando estás iracundo, deja pasar la ira, abriendo paso a la comprensión y al amor. Recuerda que lo que ves en los demás, es lo que en el fondo también hay en tu interior. Si desarrollas el amor en ti, verás amor en los demás. La vida es un reflejo de tu interior. 

Inspira tus palabras y tus actos en el Amor porque el Amor y la Felicidad son hermanas que danzan siempre juntas.

Somos más que un cuerpo y una mente, somos seres espirituales. La inteligencia espiritual te capacita para ver y comprender el mundo desde una dimensión espiritual. Potenciando tu inteligencia espiritual podrás saciar la sed de tu alma de conectar con toda la existencia y de manifestar la esencia divina de tu ser.

Deberíamos aprender a desarrollar nuestra inteligencia espiritual para sentirnos más libres, conocernos plenamente, explorar y elegir valores propios y comprender mejor los de las demás personas, para expresar nuestra creatividad y cooperar con los otros seres humanos. Para ser más alegres y felices y desarrollar un optimismo realista .En cada cosa nueva que haces o creas, pon toda tu atención, cuando preparas un plato de comida para tu familia, escribes una carta, paseas por las calles de tu ciudad, charlas con amigos, haces  fotografías o contemplas un hermoso amanecer. De esta forma le darás un nuevo sentido a cada instante  de tu vida y te sentirás más feliz. Vivirás tu vida en el ahora.

Hay momentos en la vida en que parece que el mundo se nos derrumba, sobre todo cuando habíamos puesto todas nuestras esperanzas e ilusiones en un sueño, y de repente, se ven frustradas irremediablemente o aparecen obstáculos que amenazan con destruirlas.

Es en estos momentos, cuando debemos sacar toda la fuerza de nuestro interior para no dejarnos vencer por el abatimiento. Debemos pensar que todo pasa, y que el tiempo nos podrá ofrecer nuevas perspectivas de la situación. Observar de forma  diferente para resolver los conflictosvida

Intenta por todos los medios sacar a flote tu espíritu de supervivencia y superación. Trata de no dejarte derrumbar por las dificultades, y llénate de fuerzas, paciencia y aceptación si la situación no puede ser cambiada.

Escucha música que te levante el ánimo, lee libros de autoayuda, reúnete con buenas amigas para que al menos despejes un rato de los problemas y mantén tu mente ocupada en soluciones, no en lamentaciones. En estas circunstancias tenemos que tratar de mantener la mente clara para poder actuar de la mejor manera posible y no caer en depresiones. No te dejes vencer, pero acepta también tu vulnerabilidad como ser humano, y si tienes ganas de llorar, llora, porque las lágrimas nos limpian el alma, y cuando acabamos de soltar todo ese dolor reprimido, nos sentimos más aliviados. La tristeza esa compañera amiga  “Me libero del odio por medio del perdón y del amor. Entiendo que el sufrimiento, cuando no se puede evitar, está aquí para hacerme avanzar hacia la gloria. Comprendo que todo se entrelaza, todas las carreteras convergen, todos los ríos caminan hacia el mismo mar.” De Aleph por Paulo Coelho.

En la vida a veces llegan momentos en que se hace necesario cerrar algunas puertas, para que otras nuevas puedan abrirse. No es cuestión de orgullo, es por la sencilla razón de que esas puertas ya no conducen a ninguna parte: el pasado ya no debe volver a tu vida para que puedas reconocer lo que llega en el presente que es cuando la vida acontece. Aprender a vivir la pérdida.

Ocurre que en ocasiones nos resulta difícil cerrar algunas puertas porque aún llevamos a cuestas la carga de una herida del pasado, pero entre más mantengas abierta la puerta que te lleva a esa herida, menos se curará. Esto sucede porque hay algo que tienes que perdonar para liberarte y sanar y soltar las abarrotadas mochilas del apego.

Independientemente de las cosas malas que te ocurran en la vida, tú tienes la capacidad de elegir tu reacción: buscando lo positivo en cada circunstancia, aceptando lo ocurrido sin reproches ni culpas, perdonando y liberando cualquier dolor que sientas en tu interior. La importancia de soltar nos hace madurar.

vida
vida

No vale la pena aferrarse a los recuerdos tristes, el odio no sirve de nada, el perdón y el amor serán las llaves que te abrirán nuevas puertas, de lo contrario vivirás anclada en el pasado, alimentando los dolores y sufrimientos antiguos.

Te animo a que si te sientes en una situación así, te propongas perdonar desde lo profundo de tu corazón, debe ser un perdón genuino, empezando por perdonarte a ti misma, y luego perdonar a cualquier otra persona o circunstancia que te haya lastimado.

De ahora en adelante, pon tus fuerzas en construir una vida nueva, camina de frente sin mirar atrás, haz como el sol que nace cada mañana, sin huellas de la noche anterior. Perdona, deja ir lo que te causa dolor.

Todas las personas tenemos un talento natural, un don que nos hace únicos. No desperdicies ese don que la vida te ha regalado, intenta potenciarlo y descubrir si a la vez que lo disfrutas puedes ganarte la vida con él.

Haz tu trabajo con gozo, con amor y empleando toda tu creatividad, porque así el acto de hacerlo no será puramente económico y te producirá a ti y a los que reciben los frutos de tu trabajo, un crecimiento espiritual sin precedentes.

Ama lo que haces, sea lo que sea, y sé meditativo y consciente mientras desempeñas tu labor, pues quien hace lo que  siente gana aunque pierda.