El poder está en ti.

Efecto Placebo E Inteligencia Emocional.

 Placebo, su efecto E Inteligencia Emocional.

El poder está en ti.
El poder está en ti.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En este post hablaremos sobre la importancia del efecto placebo y como esta relacionado con nuestras creencias internas así como nosotros podemos tomar el poder frente a la enfermedad con nuestra actitud.

¿Qué es el efecto Placebo?

El efecto Placebo se refiere al hecho de que algunas personas que creen que están recibiendo medicación para su enfermedad mejoran o incluso se curan, cuando en realidad lo que están tomando no es ninguna medicina ni tiene efecto terapéutico sobre su dolencia.

En EEUU las investigaciones dicen que en el 54% de las veces, el placebo es tan efectivo como el medicamento real. Los porcentuales varían según cuál sea la dolencia que se trata.
Un investigador realizó un experimento a la inversa: Tomó personas que respondían a los placebos y a otra que generalmente no lo hacían y les administro medicamentos reales. En general eran medicamentos contra el dolor, más que nada morfina.

Efecto-placebo
Efecto-placebo

El resultado mostró que los que habitualmente respondían a los placebos lo hicieron ante la morfina en un 95% de los casos. Sin embargo, la morfina resultó efectiva solo en el 46% de los que no respondían a los placebos.
Esto muestra que incluso para que los verdaderos medicamentos causen efecto, DEBE CREERSE EN ELLOS. Lo importantes de todo esto es que el placebo demuestra claramente el papel de las creencias en la salud.

APTITUDES Y CONDUCTAS.

Las creencias están relacionadas con el futuro y su función se relaciona con la activación de Creencias que guían nuestras aptitudes.

Henry Ford dijo “Si crees que se puede o crees que no se puede, estás en lo cierto”.
De esta forma la creencia se hace más firme, y refuerza los comportamientos.

Es una retroalimentación: CREENCIA – COMPORTAMIENTO
Esta es la premisa del último libro de Joe Dispenza, el científico que cautivó al mundo con el impactante documental ¿Y tú qué sabes?

Los médicos lo experimentan a diario: sustancias sin ningún poder farmacológico —las conocidas como placebos— provocan cambios radicales y duraderos en el paciente.

Sucede así, afirma Dispensa, porque pensamientos y emociones modelan constantemente el cerebro, el cuerpo e incluso las mismas células. Basta creer que es posible para que el milagro empiece a desencadenarse.

TU ESTADO INTERNO.

Cambiando tu estado interno, puede cambiar tu realidad externa. El placebo eres tú te enseña a reprogramar tu cerebro y tu organismo para que seas capaz de ejercer tu capacidad innata de creación. Un poderoso enfoque, refrendado por una nueva generación de científicos, que se perfila ya como una realidad.

Oliva junto a joe dispenza
Oliva junto a Joe Dispenza

“El placebo eres tú” habla con detalles del efecto placebo, de cómo afecta a tu neurología, a tu cerebro, a tu biología y del poder que tus pensamientos y emociones tienen sobre ti y tu vida.

Lo explica de una forma sencilla y al mismo tiempo muy detallada (incluso con imágenes de escáneres cerebrales), y lo mejor… te da unas pautas para poder utilizar el efecto placebo a tu favor.

 

COMO TE PUEDO AYUDAR

Te recuerdo que tu realidad nunca es objetiva, simplemente es tu percepción basada en tus creencias y programas. Estos programas y creencias forman en tu cerebro engramas (redes neuronales que se activan continuamente de la misma manera), y estos  hacen que tú siempre vivas las mismas situaciones, mismas emociones, mismos pensamientos, mismos síntomas.

Es así como tienes una manera de actuar para utilizar el efecto placebo a tu favor, un plan de acción, un cómo  y así descubrir y tomar el poder de dentro de ti.

Todo  tiene que ver con la actitud que enfrentes y las creencias ante la enfermedad y el ajuste a la misma.

Donde encontrarme
Donde Encontrarme

 

El método de Cuidado Emocional te enseñará a ser capaz de reconocer en ti mismo todos los cambios que vas a experimentar a nivel mental, emocional y corporal y además te enseñaremos a ser capaz de sostenerlos por ti mismo, descubriendo que son fruto de tu desarrollo y evolución.